Viajar

Por lo general se vincula viajar con las vacaciones y no siempre es así, muchas veces es por cuestiones familiares o de enfermedad. Se disfruta viajando, si es a otro país, mucho más. Explorar nuevos lugares es la aspiración de todos, aunque llegamos un poco tarde para identificar algunas regiones con nuestros nombres. Es verdad que debemos conocer primero a nuestro país como decía un proverbio de hace unos años. Tuve la oportunidad de visitar algunas zonas de mi tierra natal y era agradable el paseo.
Viajar a otro país nos permite conocer nuevos léxicos, otra alimentación y diferentes hábitos entre muchas cosas más. No siempre es posible por causa económica o de capacidad. Imaginemos que los 7 000 millones de personas del mundo pudieran viajar a otros países una vez al año. Les dejo la cuenta. Muchas personas mueren sin conocer más que unos pocos kilómetros de donde nacen y son felices. Y también son afortunados los que pueden viajar y experimentar la sensación de abordar un avión, un tren, una guagua o un barco. Confieso que disfruto del avión y deniego de desplazarme por el mar por seguro que parezca el transporte.
En épocas antiguas viajar era como ir a una aventura de no claro regreso y con sus propias iniciativas. Alabo a los que se atrevieron a cruzar mares y oceános en embarcaciones como cáscaras de huevos, sin prácticamente orientación y en general a los exploradores que escudriñaron cuantos rincones tiene el mundo. Todos sufrieron innumerables penurias incluyendo sus propias muertes. Gracias a ellos hoy disfrutamos de todos esos lugares, pues los que los siguieron prepararon los caminos para llegar seguros a los destinos, incluyendo los polos. Hoy la humanidad está dotada de una flota de transporte aérea, naval y terrestre segura. Los bienaventurados pueden disfrutar de los más remotos lugares. Sean felices y deléitense con la oportunidad que han tenido en esta vida, no interesa lo demás. BUEN VIAJE.

Hits: 45