Los Pactos

Los pactos son acuerdos entre personas o grupos, nacionales o mundiales, corrientes u oficiales y pueden implicar cese de hostilidades militares y civiles de carácter nacional e internacional. También existen pactos entre individuos que conllevan asuntos de amistad o de protección y los más numerosos son los matrimoniales. Muchos tratados se rompen bruscamente y sus consecuencias pueden ser catastróficas como una muerte súbita.
Escuchamos constantemente noticias sobre qué tal o cual país rompe relaciones con otro, que se retiran de un acuerdo X, que ya no se permitirá más el paso por tal o cual lugar, que fulano dejó a fulana y muchos más rompimientos de alianzas. Sin embargo, no imaginamos lo que eso puede implicar para las partes comprometidas. Un ejemplo está a la vista de todos cuando se produce la ruptura de un pacto matrimonial que se vislumbra de por vida, de un día para otro, sin que medie un acuerdo, las consecuencias son catastróficas al implicar a los hijos, la vivienda, la manutención o los planes entre ambos por citar algunos problemas secundarios.
Es necesario negociar las disoluciones de alianzas, tanto como se negociaron los acuerdos. Un ejemplo magnífico de ruptura consensuada es la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Es un proceso delicado porque los negocios, bancos, sedes de compañías, líneas aéreas, comercios, transportes, regulaciones aduanales entre muchas más esferas, cambian opuestamente y lo altamente importante es el nuevo estatus de las personas de ambas áreas instaladas en las diferentes regiones. Es un tema interesantísimo y que puede servir de ejemplo a muchos. Así debe ser con los divorcios, si ambas partes negocian será menos dramático, aunque queden algunas inconformidades.
Muchos países han sufrido por rupturas de pactos de la noche a la mañana como el famoso desmembramiento de la Unión Soviética, donde muchos millones de personas amanecieron un día con otra nacionalidad y muchos quedaron varados en otras partes del mundo e incluso sin saber que hacer con sus vidas aún en el presente.
Los pactos son tan importantes como la vida misma y para muchos, sólo son noticias, mientras que para otros son un modo de vida diferente a la que tenían anterior, como el astronauta soviético que quedó en el espacio y al regresar a su ciudad Leningrado, ésta había cambiado de nombre a San Petersburgo o cuando se violan los tratados de Paz por una de las partes.
Nada que siempre que hagamos un pacto por sencillo que resulte, negocie su ruptura si desea romperlo. No dejar de un día para otro a nuestras parejas, a nuestros hijos, al trabajo o cualquier acuerdo, porque muchas más personas de las que pensamos se pueden afectar.

Hits: 28