Los Cabellos

Es curioso, casi nadie está conforme con el tipo y con la cantidad de cabellos que posee, por eso visitamos más las peluquerías que a los amigos. Y nos hemos olvidado que la naturaleza nos dotó de estos elementos para la protección contra golpes y el mantenimiento de la temperatura corporal. Los humanos adultos se calcula que poseen hasta 5 millones de cabellos en todo el cuerpo, descontando las plantas de los pies y manos. En algunas zonas las hebras son más largas que en otras, como en la cabeza o las pestañas. Algunos animales también tienen pelos para protegerse tanto del frio como del calor o de tropezones por lo que desarrollan pelambres adecuadas a la latitud donde habitan y los peligros a los que estén expuestos. El hombre aprendió a buscar otras alternativas para cubrirse por eso puede vivir en todas partes. Según los científicos, los primitivos eran tan peludos como los demás animales que lo rodeaban. Con la evolución los cabellos humanos fueron cambiando sus características.
En la cabeza se calcula que tenemos entre 100 mil o 150 mil cabellos y es donde alcanza su mayor longitud, se estima que crece 1 mm cada dos días y 9 horas, que exacto verdad. Le siguen en longitud las pestañas, cejas y los del pubis que nos protegen de derrames y del polvo. El color y el rizado dependen de los genes, así como el espesor. Algunas personas tienen más concentración de folículo piloso que otros y esto les permite lucir barbas y cabelleras frondosas o brazos y pechos peludos. Otros poseen ralas melenas y barbas. Surge así una gran inconformidad, unos se quejan por ser peludos, otros por ser calvos, otros por ser barbudos u otros por ser lampiños.
Los cabellos se desprenden porque tienen un tiempo de vida, por lo general vuelven a salir. Se valora que podemos perder hasta 90 vellos al día, por lo que siempre tendremos hebras esparcidas en las partes del hogar donde nos peinamos, recolectarlas es una tarea difícil y muchas veces van a parar a los tragantes causando tupiciones. Una vivienda donde existan animales con pelos el número de pelos diseminados aumenta. Es de mal gusto peinarse en lugares público y en muchos lugares donde se requiere asepsia se deben usar gorros. No a todos les molesta, a los detectives les encantan encontrar esos vestigios con facilidad y más después de lo del ADN.
Teñirse, estirarse, rizarse, cortarlo es maravilloso y dan trabajo a un contingente de peluqueros en el mundo. Así como crear fórmulas para pintar, lavar, suavizar y evitar la caída entre otros es fuente de ingreso y labor para muchos. Agradecemos a todos aquellos que en el transcurso del tiempo fueron ideando todos esos productos que nos permiten hoy, poder lucir cabelleras olorosas, suaves y con el aspecto que deseamos.
Nada, los cabellos que inicialmente tenían una función protectora, las vestimentas le robaron su rol. Ahora todos tratamos los vellos de nuestro cuerpo con óptica estética y todo lo relacionado con su cuidado se ha convertido en una fuente de riqueza igual a una mina de oro y lo mejor, es recurso renovable.

 

Hits: 59