Limpieza

La limpieza es algo cotidiano. Se realiza en forma física y espiritual. También es individual y colectiva. Existen muchas formas de realizarla. La suciedad es todo aquello que invade algo y rompe el equilibrio. Puede ser polvo, restos de alimentos o de excrementos, malos pensamientos, acciones no correctas en fin todo aquello que deseamos desechar de nuestro entorno.
Muchas personas en este mundo nunca han limpiado nada en su vida, no piensan en eso, otros lo hacen por ellos. Algunos aluden la frase, “No es limpio el que más limpia sino el que no ensucia”. También están los que conviven con lo sucio y se sienten cómodo, y los que viven aseando. Hay de todo como en botica.
Limpiar correctamente es una labor difícil. Muchas personas en el mundo, a través de los siglos, han mantenido a su familia ejerciendo la profesión de aseo. Las féminas son las que mayormente hacen esta constante labor en forma retribuida y voluntario en sus propios predios.
Limpieza es barrer, echar agua para eliminar el polvo, desincrustar, pulir y olorizar por fuera. Por dentro nos limpiamos las venas o el colon y el cerebro en algunas ocasiones. También vamos con la del gajo que nos aclare el alma del mal de ojo y cuando necesitamos eliminar nuestros pecados visitamos al cura.
Quien iba a decir que se limpian los ríos, los mares, los bosques y las calles. Pasaron muchos siglos y arrojamos todo tipo desechos al medio ambiente que ahora es necesario eliminar, impulsados por un nuevo movimiento, de los ambientalistas.
Limpiar nuestras vidas interna y externamente con el método que deseemos es imprescindible. No importa que sea con una medicina, con un trapo o una yerba. Cuidar el medio ambiente es nuestro deber. Así seremos más felices,

Hits: 126