Legados 2022

En estos días finales del año 2022 hago un balance de lo que este año ha representado para la humanidad según mi visión, y considero que han ocurrido muchas cosas maravillosas, a la vez que varios eventos que pueden ser considerados un tanto peligrosos, y que de no buscarse soluciones adecuadas pueden convertirse en graves problemas.
Recibimos el año 2022 llenos de esperanza y con gran optimismo al comenzar a ver los resultados de tanto trabajo realizado para minimizar los efectos mortales de la pandemia de COVID-19 que azotó a la humanidad y que nos sumió en un aislamiento no antes visto. Considero que los gobiernos de todos los países, los científicos, el personal de la salud en todos los ámbitos y hasta los funerarios, por citar a algunos de los grandes protagonistas en la lucha contra la enfermedad, realizaron un excelente trabajo. Además, se hizo algo inusual al auxiliar a las poblaciones más afectadas con ayudas monetarias y también en especie, con la participación de muchos voluntarios, demostrando que la humanidad está rebosante de buenas personas. ¡Gracias a todos!
Otro gran logro fue que producto del mecanismo creado para aprobar las vacunas con rapidez y eficiencia, aunque al principio hubo algunos inconvenientes con las vacunaciones masivas en el año 2021, en este 2022 casi todos los países pudieron levantar las restricciones y las poblaciones han vuelto a retomar sus vidas. Retornó la alegría de compartir con amigos y familiares, de viajar, disfrutar de espectáculos públicos, ir a la playa y salir a comer a un restaurante. Bueno, para muchos, por no decir que todos, porque algunos no podrán gozar de ese disfrute al tener las mismas limitaciones de antes y hasta agravadas por las pérdidas de sus empleos, entre otros factores.
En febrero se produjo la anunciada guerra de Rusia a Ucrania que ha mantenido al mundo en vilo, tanto por las pérdidas de vidas humanas en ambos bandos. Este suceso bélico creí que no volvería a ocurrir, valorando que los pueblos invadidos con anterioridad aún sufren sus malas consecuencias, pero este caso es peor; han surgido cantos de guerra nuclear que todavía no se han aplacado y las sanciones aplicadas a Rusia como represalia no sólo afectan a ese país, sino que han alimentado a una inflación oportunista y peligrosa para la humanidad.
Por otra parte, han seguido ocurriendo golpes de estado directos y sutiles que pueden crear precedentes, así como algunos estados continúan implementando políticas que parecían haberse eliminado como parte de los acuerdos de la ONU con respecto a los derechos humanos, derechos de la mujer y los niños, las cuales recuerdan épocas arcaicas; otros países desean gobernar el mundo implementando sanciones que van en contra de los principios del libre comercio, y otros, continúan reprimiendo manifestaciones como en el siglo pasado, por citar algunos extremos.
Las redes sociales también han recibido sus transformaciones y cambios de algunos propietarios. Los viajes al espacio estelar han aumentado tanto que es como si hubiésemos visitado a otros cuerpos siderales y pronto tendremos varias estaciones espaciales. Los Youtubers aumentan sus influencias, haciendo que casi todos seamos médicos, nutriólogos, detectives, conquistadores de nuevas tierras o estilistas, en fin, especialistas en todo. Algunos dicen que está demostrado científicamente la existencia de Dios, amén; otros, que deseemos y obtengamos nuestras metas, que la mente humana cura todas las enfermedades, que no existe la muerte y que podemos volver a ser más jóvenes. ¡Qué maravilloso!
En conclusión, ha sido un año lleno de expectativas y de enseñanzas, donde además aprendimos que decirles a nuestros amigos y familias: te quiero, te aprecio; eso es importante. Debemos confiar que los gobernantes sabrán tomar las medidas necesarias para que un evento militar a escala mundial no ocurra y que las beligerancias territoriales logren acuerdos de paz
Felicidades y prosperidad para todos en el 2023

Hits: 14