Las Vestimentas

La vestimenta de las personas es tan antigua como la misma humanidad, se exigía para surtir el efecto protector que la naturaleza no le dió al género humano. Según representaciones rupestres, los primeros habitantes sólo usaban ropas que tapaban los órganos reproductores. Evidentemente eran los que radicaban en zonas cálidas.
Los humanos pronto tuvieron que aprender a usar los materiales que tenían a mano para confeccionar sus vestimentas y protegerse del clima y daños físicos, usando primero pieles de animales y después lograron usar las fibras de plantas como el algodón, henequén, yute, lino o de animales como la alpaca del pelo del camello, la lana de pelo de oveja, la seda del gusano de seda o angora del pelo del conejo entre otras, según la región donde radicaban. Con la ayuda del huso, la rueca y telares rústicos lograron hacer telas, se deduce que eso ocurrió en el Neolítico. No fue hasta el 1210 que se creó la primera máquina de hilar en china que todo se elaboraba manualmente y a partir de ahí, los inventos fueron desarrollando la industria textil con nuevos tejidos, hilos de fibras naturales y artificiales, hasta nuestros días.
Las vestimentas no sólo sirvieron para cubrir la piel, pasaron a desempeñar un rol social, donde los que tenían recursos podían obtener más piezas de telas o pieles y usaban vestimentas más abundantes mientras que los desvalidos portaban sencillos trajes. Las togas, las túnicas eran las primeras piezas usadas por todos. Los Reyes, Emperadores, Zares y otros linajes enriquecieron sus ropas con sofisticados bordados con hilos de oro y piedras preciosas, esa era la forma de mostrar las riquezas o su estupidez como el rey que salió desnudo.
Las vestimentas también se convirtieron en parte de la idiosincrasia y el folklor de cada región, al usar telas fabricadas a partir de fibras de animales y plantas de cada región, así como la confección acorde a los diferentes climas y los trabajos que se realizan. Si observa un personaje en una foto o una película, por lo general conocemos la zona geográfica de donde proceden y hasta el país. Muchos pueblos mantienen sus tradiciones de vestimentas y son su orgullo. No obstante, el mundo se globaliza y las máquinas con sus confecciones en series se están imponiendo en las ciudades modernas de todo el planeta.
Las costureras jugaron un papel importante en el vestir del mundo por miles de años. Primero realizaban las uniones a mano con agujas fabricadas de varios materiales como espinas, huesos, maderas y luego de metal. En 1846 se patentiza una máquina de coser. Luego con el desarrollo de la industria textil, elaborando tejidos y costuras en serie se cubren las necesidades de las grandes masas y a precios menores. Las valiosas costureras quedaron en otro plano, pero aún son meritorias en las altas costuras y en encargos exclusivos. Las máquinas de coser son un artículo importante en el hogar, al permitir realizar arreglos y algunas que otras confecciones.
Punto aparte es la ropa interior que al paso que vamos será mejor andar con ella en la calle dado su belleza, estilos y altos costos o puede ser que al no poder adquirirlas no usemos esas prendas. Muchos inventos enriquecieron el área del vestir como los tintes y las máquinas tejedoras.
La moda rige el tipo de vestimenta a usar en cada temporada, por lo general a todos nos gusta estar elegantes. Gracias a los diseñadores podemos conocer lo que predoniminaba en el vestir de cada época. Aunque la mejor moda es cubrirnos con lo que nos proteja del sol, del frio u otras condiciones y estemos cómodos. Aunque en algunas ocasiones hay que hacer algunos sacrificios para no quedar atrás.

Hits: 12