La visita a Banff

La visita a Banff, la realizamos en unión de otra familia y fueron tres días inolvidables. El plan era hacer el circuito completo al recorrer todo el parque de Banff y regresar por Jasper. Partimos en horas de la tarde rumbo a Calgary, sólo paramos en una cafetería donde entre  otras cosas comimos chili, que delicia, en buen español, frijoles colorados con picadillo de carne bien condimentado. A la ciudad de Calgary la cruzamos por un lateral, la observamos majestuosa a la altura de sus 1042 metros sobre el nivel del mar, mis oídos zumbaron un poco. La carretera de entrada al parque la recorrimos de noche, no pudimos disfrutar ese tramo. Una hora y algo más, llegamos a las instalaciones donde pernoctaríamos. Un hermoso y enorme oso de peluche nos dio la simbólica bienvenida, todos quisimos posar. En la mañana al despertar descubrí que estábamos en la ladera de una montaña y había mucho frio. Cuando todos nos desenrollamos de las sábanas, fuimos a desayunar, fabuloso, salimos que nuestros ombligos sobresalían.
Disfrutamos de la caliente piscina antes de emprender viaje por el parque y sus instalaciones. Por el gran número de visitantes y nuestro poco tiempo no pudimos subir a la góndola. Si fuimos a varios lagos de los cuales no recuerdo sus nombres y hasta valoramos la posibilidad de dar la vuelta en el helicóptero. El tiempo de cola fue para visitar el gran glacial y el pasillo voladizo, hoy aún se me enfrían los tobillos cuando recuerdo que tuve el valor de caminar por el cristal sobre el precipicio. El pueblo de Banff es bello con toda su historia y sus comercios actuales, pintoresco es la palabra que lo describe.
El regreso lo realizamos por Jasper, otro espectacular lugar. Al salir de allí un cartel nos indicaba que debíamos recorrer 365 km para llegar a nuestras casas. Sólo una compañía como la que teníamos, comunicación constante con comentarios sobre el trayecto podían amenizar el recorrido.
Gracias amigos y familia por darnos ese regalo. Inolvidable. Las montañas Rocosas, de veras son de rocas, con sus glaciares y sus alturas sobre los 3- 4 kilómetros. Son un espectáculo indescriptible que produce tanto placer que si quieres relajarte puedes sacar de tu memoria esas imágenes vistas y disfrutarlas.

 

Hits: 28