Fortuna

En la antigua Grecia, Fortuna era la diosa de la suerte, se representaba con diferentes atributos, como la rueda del azar o el cuerno de la abundancia, asociada más bien a lo bueno. Los poetas la pintaban calva, ciega y con los pies alados, reflejando lo difícil de tenerla. En la actualidad si buscamos en el diccionario la acepción del vocablo es riqueza, capital o patrimonio entre otras. Y como ya no nos regimos por dioses, cuando hablamos de tener fortuna es que se posee un buen fajo de billetes o propiedades en cualquier parte del planeta.
Aunque la suerte y la fortuna pueden ir de la mano, muchos no creen en la suerte, yo sí, porque si la fortuna llegara con el esfuerzo y el trabajo muchos más, fueran millonarios. Es verdad que influyen variados factores además del azar, nacer en cuna de oro, llegar primero o ser inteligente. Otros consideran que el vocablo no sólo contempla a los bienes materiales. Catalogan a poseer familia, salud, amor, paz, hijos, felicidad y muchas cosas más, en ese paquete y no dejan de tener razón. Es complicado, es como quien surgió primero el huevo o la gallina.
La realidad es que el intercambio de mercancías y servicios es con dinero, si no lo posee, no puedes obtener nada, por lo que es imprescindible primero trabajar para obtenerlo. Todo está valorado en la moneda donde resides, tu trabajo, tu salud, tu casa y tu educación por mencionar algunos. No es lo mismo decir tengo la fortuna de trabajar que decir tengo una fortuna para trabajar, sólo se semejan en que ambos se pueden perder.
Deseo que todos seamos afortunados de tener una fortuna del tipo que sea, material o inmaterial, algo es algo, mala suerte es no tener nada.

Hits: 47