Equipos Electrodomésticos

La implementación de la tecnología en todas las áreas de la vida es la bendición de los humanos. Imaginemos un mundo como en la antigüedad sin electricidad, sin transporte motorizados en todos los medios, sin aspirina, sin antibióticos, sin vacunas, sin grandes tiendas, sin parques, sin avenidas entre millones de cosas que tenemos hoy y muchas veces no les damos el valor que merecen.
Entre esos avances existe un grupo de aparatos conocidos como electrodomésticos que son los causantes de que la humanidad sea más bella, más positiva y tenga menos estrés. Con la introducción en el hogar de máquinas capaces de estregar la ropa, enjuagarla y secarla, millones de personas mayoritariamente mujeres eliminaron una carga que le provocaba a muchas de ella, muertes prematuras por agotamiento y contaminación por productos químicos. Las tareas hogareñas era una profesión para muchos. Ahora poner la carga en la máquina, apretar un botón invita a leer un libro o mirar el teléfono mientras se espera. Las criadas de antaño han desaparecido, ahora son operadoras de equipos electrodomésticos y su necesaria labor es más agradable.
La introducción de las aspiradoras de polvo es otro logro digno de mencionar, trajo consigo diseños de pisos pulidos y de fácil limpieza, eliminando aquella gran tarea de tirarse al piso para fregarlos. También están las máquinas friegas vajilla que son maravillosas, al terminar de cocinar y comer con sólo acomodar los utensilios sucios en su interior, poner el detergente y apretar un botón ya puedes ir para la sala a ver TV, acostarse, pasear o lo que mejor desee. Qué decir de los equipos de cocción programados, los de recubrimientos anti adhesivos y las múltiples variedades para picar, moler o mezclar. Ya nadie recuerda cómo hacer mantequilla, mayonesa o merengue batiendo con las manos. Se pueden elaborar alimentos para varios días, comprar para una semana entre otras facilidades al contar en cada hogar con refrigeración.
Cada día surgen nuevas máquinas que humanizan la vida hogareña. Quedaron atrás los días en que se debían dedicar muchas horas a velar que la olla de presión no se pasara de tiempo y nos quemara los alimentos. La lavadera de ropa a mano y con cepillo que muchas veces consumía gran parte del día de descanso laboral de fines de semana. Levantarnos del sillón para cambiar canales, encender la reproductora de música o video. Ahora tenemos pequeños dispositivos electrónicos que auxilian en el encendido de luces o poner música sólo con darle la orden.
Y qué opinar de un invento que no es eléctrico, pero que ha humanizado la labor a todas las madres del mundo, los pañales desechables. Al tener un hijo no daba tanto trabajo atenderlo como el tiempo que se requería invertir para lavar pañales y las consabidas eliminaciones de las heces fecales de los trapos. También se han extendidos a pacientes que no pueden levantarse de las camas y otras patologías. Este invento se merece el gran premio, las madres ahora cantan cuando le retiran el pañal a su bebe y lo desechan.
Estos avances tecnológicos hace un tiempo no habían llegado a las mayorías, pero muchas más viviendas de las que pensamos los poseen e incluso algunos países incluyen entre el avituallamiento de las construcciones los equipos electrodomésticos fundamentales, lo consideran parte de la construcción como las puertas, las paredes o las luces.
Todos estos aparatos contribuyeron a que en el hogar las vidas sean más cómodas, menos estresantes y se pueda compartir más tiempo en familia al tener más descanso. Además, han contribuido a la igualdad doméstica de hombres y mujeres en el hogar, imaginemos cuántos divorcios por concepto de carga de trabajo doméstica se han evitado.
Gracias a los equipos electrodomésticos la vida es más hermosa.

Hits: 122