Cosas Cotidianas

Buenas tardes amigos, hoy deseo comentarles sobre cosas cotidianas que me ayudan a vivir un poco feliz. He aprendido con los años que no debemos decir o pensar que las cosas que suceden en la vida son malas o buenas, es mejor tomarla como una oportunidad. Si nos promueven bienvenido sea, pero si alguien nos provoca daño o debemos irnos de un trabajo, no debemos disgustarnos por mucho tiempo, sólo un poco, es más conveniente reaccionar y decirnos, eso sucedió para sacarnos de un mal lugar. Si tenemos que salir de nuestro pueblo o de nuestro país, igualmente lo debemos tomar como una nueva oportunidad. Hasta cuando un ciclón se lleva nuestra casa, era porque no era suficientemente fuerte. Mientras consideremos que estamos bien en un lugar aunque no nos produzca ningún beneficio, nunca pensaremos en cambiar, no conoceremos nuevos horizontes, ni tendremos puntos de comparación.
Se lo digo por experiencia propia, siempre pensé que estaba en un excelente lugar, hoy no lo veo así. Perdí muchas oportunidades y creía que los demás estaban locos, cuando conocía que se trasladarían a la capital u otra parte. Mi resistencia al cambio me provocó que me llegó el retiro y no tengo nada después de casi 40 años de trabajo. Pero todo no fue malo. Los hijos no tenían mi misma filosofía y hoy disfruto de cosas que nunca pensé. Felicito a los que desearon cambiar y lo hicieron. Vean sus nuevas vidas como oportunidades de la vida. ¡Ah! y lo maravilloso es que con sus nuevas referencias pueden seguir cambiando si lo desean, existen muchos lugares en la tierra y puede que les agraden más.
Otras de esas cosas cotidianas que disfrutamos de nuestra vida actual, es pasear que antes prefería mirar tv en mis tiempos de ocios. Hoy mi esposo y yo optamos por pasear. También es saludable compartir con las amistades ya sea personal o electrónicamente, conocer nuevas cosas, leer entre muchas más otras. Les contaré que hoy paseamos por el barrio con el nieto en su coche y fue reconfortante, el suave sol no disminuía la frialdad de la mañana. Los aliento a que caminen en los días de asueto, disfruten del aire puro, salgan a encontrarse con conocidos y después de algún tiempo, quizás piensen como yo.

Hits: 37