Conocimientos

Los conocimientos, nadie te los puede quitar. Todos los tenemos en mayor o menor grado. Muchas veces es como una enfermedad que no sabemos que la portamos. Desde que nacemos comienzan a acumularse en nuestro cerebro como en un disco duro.
Muchos presumen de sus vastos conocimientos y es una verdad a media. Puedes conocer mucho sobre algo y no saber nada de otros campos. Existen tantos temas en esta vida que es imposible llegar a ser erudito en todos.
Los que dirigen en cualquier esfera están rodeados de personas que creen tener más sabidurías que ellos. En otro sector están los que presumen de conocer más que los especialistas y otros suponen ser más sabios en sus especialidades que sus colegas. La variedad de presuntuosos es amplia. También existen los modestos, que alegan poseer exiguos conocimientos de algo y en ocasiones esas son las verdaderas estrellas.
Hace unos años en un programa televisivo de competencia, participó una persona conocedora de las arañas y emitió muchas respuestas interesantes sobre ese tema. Desde ese día, comprendí que en este mundo hay especialistas en todo y esas variedades de especialidades es la que preserva al planeta de la destrucción. Cada uno cuida su campo y lo protege.
En la antigüedad, se podía ser astrólogo, médico, escribano, arquitecto o pintor al mismo tiempo, como Da Vinci. Los barberos sacaban muelas y daban otros consejos. La razón, los conocimientos eran elementales. Hoy las especializaciones son vitales, hay tantos descubrimientos en cada área que es difícil aprenderlos en una vida y lo mejor, cada día se desarrollan nuevas cosas.
Vivamos orgullosos, todos adquirimos conocimientos en nuestras áreas y nos convertimos en especialistas. Seamos carpinteros, científicos, informáticos, recolectores de desechos, masajistas, nutriólogos o artistas  entre muchas más profesiones que cada una de ellas, tiene su encanto y su área de aprendizaje.

Hits: 99