Confesión de una Madre.

Faltan pocas horas para que celebremos el día del año dedicado a las progenitoras. Y una madre quiere comentar algunos temas. Las mujeres tenemos como principal rol en la vida de procrear, ser responsables y cuidarnos durante ese tiempo cuando el bebe está en nuestro útero. En la actualidad como en casi todo, la ciencia está altamente desarrollada en el control prenatal. Estar segura de un embarazo ahora es fácil, sólo con hacer una prueba de laboratorio o un test de orina es suficiente. Antes el médico hacia un tacto y definía si existía feto o no, por el tamaño de lo palpado decía aproximadamente el tiempo y con la cuenta de la menstruación se continuaba el conteo del tiempo durante todo de gestación. El sexo era la mayor sorpresa, sólo se conocía al nacer el nene y eso no data de mucho, tal vez unos 30 años. Como cambian los tiempos.
Tomar café y fumar, la mayoría de las veces ni te lo preguntaban, hoy es un sacrilegio y observo que las madres cumplen con estas prohibiciones. No quiero ni pensar en las mujeres que me antecedieron en estos menesteres. Hubo caso que creían estaban gordas y parían como animales, no sabían que tener relaciones con un hombre era la causa de su gordura. El cuidado en esa etapa no existía, muchas tenían que trabajar duro atendiendo a sus demás hijos y por lo general se veía ese período como natural, como en cualquier animal.
Hoy a las embarazadas se les brinda la atención y el cuidado que requieren. Por otra parte el número de hijos se ha reducido drásticamente, el uso de anticonceptivos se lo permite. Anteriormente la cifra casi nunca bajaba de seis. Creo que por eso se estableció el Día de las madres de forma paulatina en todo el mundo, para hacer honor al sacrificio de aquellas que les tocó vivir esas difíciles etapas. Hoy eso es historia.
El vínculo cría – madre es hermoso, hasta en los animales. Felicidades a todas las Madres del Mundo

Hits: 47