Vacaciones

Es increíble como en este mundo las cosas han cambiado, antes ni siquiera existía el derecho a vacacionar. Primero se logró 8 horas de trabajo, más adelante fines de semanas y al final vacaciones remuneradas, cada país tiene sus reglas para otorgar esos descansos que tanto amamos. Son cosas increíbles, aunque las mayorías ni se percatan de esos cambios
En tiempo atrás lo más que se hacía era visitar a las familias en los días de descansos y si tenías hijos era necesario hacer coincidir los tiempos de asuetos con los de receso escolar. Pero, de eso no hace mucho. En mis tiempos de niña nunca escuché esa palabra para mis padres, ellos siempre estaban trabajando, ya más grande mi padre decía que no tenía que trabajar en una semana y se quedaba en casa haciendo algo o conversando con amigos. Algunos domingos íbamos a la playa, si aparecía un carro o estaba trabajando la guagua que realizaba ese recorrido. No era como ahora créanlo.
La influencia del desarrollo del transporte y su infraestructura, en el disfrute de las familias es fabuloso, con anterioridad era imposible trasladarse a ningún lugar si no contabas con suficiente tiempo. Por lo general los viajes se realizaban para cambiar de residencia o para realizar gestiones. Eso de pasear era asuntos de pocos y hasta ellos consumían un buen tiempo para efectuar viajes por cualquier causa, pues los barcos y transportes terrestres eran de bajas velocidades. Sólo después de avanzada la primera mitad del siglo XX, fue que se comenzó a ver un aumento de velocidades, construcción de carreteras, puentes, aeropuertos y otras facilidades que dieron un vuelco total al lento panorama.
Eso de ir y regresar de un continente a otro en una semana y además pasear por varias ciudades era ciencia ficción que ni Julio Verne lo imaginó. Ahora todos deseamos vacacionar y existen tantas posibilidades para realizarlo que en ocasiones es difícil determinar la mejor opción, hasta te dan créditos para que disfrute de tu asueto. Ah y las rebajas, que en realidad no son menguas, sólo son precios más adecuados, funcionan como imán al acero para una rápida decisión de tomar la oferta. Lo importante es pasarla bien con amigos o familias y si lo deseas solo.
A la hora de seleccionar el lugar para vacacionar es posible que pensemos que lo lujoso es lo más hermoso, pero muchas cosas naturales son tan deslumbrantes que compiten con el lujo. Puedes seleccionar viajar a una playa, un lugar remoto, escalar montañas o viajar en un crucero. También es de buen gusto ir a visitar a los parientes o a tu pueblo natal.
Las opciones sobran, se puede combinar lo natural con el lujo al acudir a instalaciones hoteleras en lugares al parecer insólitos que sólo se puede llegar por mar. Esos entornos son fabulosos y están habilitados con un lujo desbordante rondando la categoría de 5 estrellas. Otros disfrutan de un tour por grandes ciudades observando sus enormes edificaciones, sus decorados metros, sus instalaciones deportivas o simplemente sus fabulosos museos.
Ya en los últimos tiempos no se requiere vacaciones extensas para realizar descansos, los desplazamientos ocurren en relativos poco tiempo y las últimas novedades están despuntando con viajes espaciales.
El paseo se ha convertido en parte del esquema de vida y como el mejor relajante. Muchos nunca conocieron el mar, escalaron una alta montaña o visitaron una instalación turística, esa forma de distracción no estaban establecidas, ni para los ricos.
Somos privilegiados por poder realizar lo que nuestros ancestros o padres no pudieron y existen lugares maravillosos. Hasta en tiempo de vacaciones nuestros hogares lucen más hermosos algunos invierten ese tiempo en realizar limpiezas y arreglos. Nada que las vacaciones son un efecto secundario del desarrollo de las tecnologías y las luchas de los obreros. Cada día doy Gracias a la vida por vivir en esta época.

Hits: 22