Satisfacciones

Estar satisfecho, no sólo se concibe por tener la barriga llena o sexualmente, es un estado de ánimo agradable y placentero por muchas cosas de la vida. Puede ser personal o colectiva. Se percibe en todas las edades y sexo, hasta los animales domésticos dan señales de su buen estado emocional. Cuando no encontramos nada que nos satisfaga en la vida, es preocupante porque se puede perder el interés por vivir. Lo bueno es que en este mundo se está satisfecho o insatisfecho alternativamente y el cambio puede suceder en el transcurso de un mismo día. Las cosas cotidianas son las que mayores bienestares producen como descansar, observar el paisaje,  tener una buena relación con la pareja, trabajar o jugar con los niños. Algunas personas sumamente expresivas con sus satisfacciones se comportan como la luna y se les dice lunáticos. La satisfacción es como el dinero que si la poseemos debemos cuidarla.
Todos podemos esforzarnos por estar la mayor parte del tiempo satisfecho, depende del accionar individual. Existen algunas medidas, normas, convivencias que son impuestas en nuestro entorno y causan malestar o no, pero es parte de la vida en sociedad y se deben buscar maneras para adaptarse o buscar nuevos rumbos. Las satisfacciones están influenciadas por los gustos, los que complace a unos cuantos a otros no. Como todo en esta vida es complicado.
Existen bienestares que requieren de altas dosis de trabajo y esfuerzos y para obtenerlos se debe estudiar mucho, practicar, tocar puertas adecuadas, en fin, muchas cosas. Así es la historia de los que alcanzaron su plenitud y se convirtieron en famosos cantantes, escritores, especialistas o cosmonautas, aunque después tenga algunas que otras insatisfacciones. Si nos place tener una familia, es importante formarla con amor, comprensión y respeto. Si nos place practicar una religión o una doctrina hagámoslo. En todos los lugares del mundo falta algo, puede ser frio o caliente, seco o lluvioso. Se logra estar satisfecho en cualquier zona, siempre que ese sea su elección cómo los nómadas del desierto, los que radican en una gran urbe o en la selva y son felices a su manera.
Es verdad que no es fácil lograr estar satisfechos la mayoría de las ocasiones, la vida es así. Pero las insatisfacciones mueven el mundo, si no nos da plenitud lo que comemos debemos sembrar y producir más; si la velocidad del movimiento es lenta se lucha por subirla; si el tiempo de recuperación de una enfermedad es alto se buscan mejores medicamentos o terapías más agresivas y si no escuchamos bien diseñamos algo para subir decibeles. El grado de desarrollo logrados por los esfuerzos de los insatisfechos del pasado es el resultado de lo que poseemos actualmente, que hasta en las estepas, las montañas y las selvas cuenta con energía eléctrica solar y señales satelital para los que gusten de esas zonas estén más satisfechos. Increíble nuestro hermoso mundo

Hits: 29