Regreso.

Hoy deseo saludar a todos mis amigos de fb y en especial aquellos que se toman el trabajo de abrir la página de mi blog y leen las crónicas que en ella plasmo. Hace poco me comentó una amiga sobre el escrito, El Niño de la Compota.  Le agradó recordar la foto del rostro sonrosado infantil en una etiqueta de los pomos que contenían ese alimento para los niños allá por la década del 80 del pasado siglo y cómo me sirvió de pie forzado para escribir sobre las etiquetas modernas.
Me alegro estar de regreso por estos lares. Deseo que sean felices y nos preocupemos por lo que en realidad nos da prosperidad, placer y seguridad. Que lo malo y feo sean sólo noticias. Saludos.

Hits: 36