Qué Bueno Sería

Me da la impresión de que las generaciones actuales nos pasamos gran parte de nuestro tiempo valorando la situación sin conocer el reciente y el remoto pasado de la humanidad. ¡Qué bueno sería si por lo menos nos propusiéramos disfrutar de la época que nos ha tocado vivir! Las personas que disfrutan la lectura, la historia y visitan los museos pueden dar fe de los horrores que vivió la humanidad apenas medio siglo atrás, cuando se podía morir de una apendicitis por no contar con un antibiótico para combatir las infecciones bacterianas.
Es posible que piensen que lavarse los dientes tres veces al día era la rutina de siglos atrás, o que las infecciones de una muela no ocasionaban la muerte. ¡Y qué decir de bañarse bajo una ducha, usar ropa interior y tomar agua tratada! Millones de personas que nacieron antes de la mitad del siglo XX no conocieron un avión, nunca hablaron por un teléfono de mesa, ni tuvieron reglas de cálculo, un TV blanco y negro o una calculadora, avances que en su mayoría tuvieron un tiempo de vida útil pequeño.
¿Cuántas personas murieron sin aprender a leer, saber escribir su nombre y que colocaban una cruz como su firma? Eso no tiene mucho tiempo de suceder; soy testigo de ello al igual que todos los que tienen unos añitos. ¿Cuántas personas de los pueblos pequeños nunca salieron de sus hogares a pasear, a una discoteca, al cine, a un club nocturno? Y no lo hicieron no porque no tenían dinero, es que esas cosas no existían. Sólo visitaban las tiendecitas pequeñas donde los productos que expendían eran casi todos semielaborados y naturales; no tenían toda la enorme variedad de productos congelados y envasados que hacen las maravillas de los grandes mercados.
Sin embargo, en la actualidad, cuando existen tantas oportunidades y las mayorías de los países han implementado muchos derechos de las personas de una forma u otra, no luchamos por mejorar nuestras vidas y disfrutar de todas esas bendiciones de las nuevas tecnologías, que nos permiten tantas cosas que parecen ciencia ficción para un gran grupo de la humanidad actual.
Hoy tenemos tantas cosas que quizás no nos permitan valorarlas como debe ser. Por ejemplo, en mi pueblo había una Casa de Socorro para atender a los enfermos, pero si tenías algún problema debías ir a la capital, lo que implicaba gastos fuertes, y muchas veces ni en esos lugares se resolvía el problema.
Entrar a una óptica en algunas regiones en la actualidad es como ir a una nave interestelar; existen tantos equipos para diagnosticar los problemas visuales que se hace difícil de creer. ¿Y qué decir de las tomografías computarizadas que detectan los mínimos problemas corporales? Por otra parte, están las radiografías tradicionales que ya no utilizan las placas plásticas y todos aquellos químicos de revelados. Esas técnicas también se aplican en los procesos dentales y te detectan cualquier defecto o daño ipso facto con un equipo portátil de radiografía. Otros eventos importantísimos son las operaciones de mínimo acceso. En fechas recientes te abrían como a un cerdo y pasabas meses de recuperación; hoy sales casi caminando hasta de una operación de la columna vertebral. Esas maravillas también ocurren en el área de los trasplantes y las células madre.
La industria cosmética, aparte de hacer millonarias a unas cuantas personalidades, ha provocado la llegada de tantos productos al mercado que se hace difícil, en ocasiones, seleccionar. Todos son buenos y dan la oportunidad a muchas personas para que puedan disfrutar de esas cosas que posiblemente otros crean que no son importantes, pero lo son; es una delicia bañarse con un buen gel y lavarse la cabeza con un champú oloroso.
Muchas novedades han invadido este planeta en cuestión de pocos años, y progresáramos más si todos lucháramos por disfrutarlas y tratar de que más cantidad de personas tengan acceso a ellas. Muchos nos alegramos enormemente al conocer que hasta las zonas remotas llegan todas esas hermosas cosas logradas por la humanidad después de muchos siglos de luchas y penurias.
¡Qué bueno sería que todos pudiéramos disfrutar de lo logrado, sabiendo que muchos otros avances vendrán para aliviar nuestros males y hacer la vida más placentera!

Hits: 39