Los Números y la Vida

Todos usamos cada día los números y quizás no pensemos en la importancia de su implementación. La necesidad de conocer las cantidades siempre fue importante y los dedos jugaron un gran papel, incluso hoy se usan para indicar algunas cifras sencillas. Imaginemos lo difícil que sería en épocas antiguas, trasferir cantidades grandes, gracias que aún no existían billonarios, ni la población mundial alcanzaba más de 7 000 millones de habitantes.
La historia de los números es interesantísima. En la actualidad usamos los arábigos, que surgieron en la India después del siglo V a. C. Muchas regiones del mundo contaban con sus signos para representar las cantidades y se dice que los Mayas fueron los primeros en usar el cero. En el 1300 aún estaba vigente el uso de los números romanos, que los consideraban más seguros para las transacciones, aunque complicado para las operaciones matemáticas con grandes valores.
Sin el surgimiento de la grafía de la numeración arábiga, muchas cosas en la vida como las matemáticas, las fechas, las estadísticas, la economía y los economistas no existieran con el desarrollo actual. Es imposible realizar funciones que no se contabilicen y todo se mejora aumentando las características como más gigas, más velocidad, más kilómetros o más años de vida con cifras seguras y perfectamente calculadas. Increíblemente todo es una cifra, hasta nuestros sueños están valorado, soñamos con una casa de tanto, un vestido de tanto, un pantalón de tanto, ganar un salario de tanto o viajar tantos kilómetros.
Es difícil en la actualidad vivir sin fechas, con ellas se conoce el tiempo transcurrido desde que ocurrió algún suceso tal como el momento del matrimonio, al graduarnos, el día del nacimiento de los hijos, muchas cosas importantes de nuestras vidas. Además de conocer los millones y miles de años en que ocurrieron las cosas, aunque el mundo tiene tanto tiempo de existencias que las fechas posteriores son cada vez más difíciles de conocer con exactitud.
Las cifras se convierten en el regulador del mundo por su interacción en todos los fenómenos, incluyendo los microscópicos, todo se calcula. Hombres de ciencias como Pitágoras, Laplace y Fourier relacionaron los valores con ecuaciones, teoremas o complicadas operaciones matemáticas que están vigentes y sirvieron de base a métodos tan sofisticados como la tomografía computarizada o el efecto invernadero. Con la introducción de la numeración arábiga se realizan millones de operaciones matemáticas y surgieron las ramas de las ciencias. Se obtienen cálculos exactos de las ocurrencias de eclipse, acoples de nave espaciales y resistencias de un rascacielos a terremotos o tormentas. O cosas elementales como si estamos endeudados o no, en dependencia de nuestras entradas y los gastos. Algunos no tienen que usar cifras altas para sus cuentas, otros deben usar máquinas para contabilizar sus economías.
Las cifras proporcionaron el surgimiento de profesiones e instituciones como los económicos, los matemáticos, los bancos y el FMI. Variedades de científicos en el área de los dígitos son prominentes personalidades, pronostican crecimientos y crisis, otros buscan soluciones a problemas que aún no tienen soluciones matemáticas como las ecuaciones de Navier- Stokes que se refieren a los términos para que se produzca el cambio de un flujo laminar a turbulento tanto en el aire como en líquido y se espera resuelvan pronósticos del tiempo importantes.
Nada que además de las muchas cosas que ocupan nuestras mentes, también debíamos pensar un poco más en los números y su relación con una mejor vida, así podemos controlar nuestras economías, conocer la hora, si tenemos fiebre, presión alta o un dolor intensidad 9.

Hits: 30