La Economía

La economía es todo lo concerniente a la producción, consumo y comercialización de bienes y servicios tanto interno como externo, de una región determinada y es curioso cómo ha ido tomando protagonismo en la vida de los pueblos. Hace un tiempo los asuntos económicos eran cifras casi secretas y los economistas sólo procesaban los números. Los contadores o tenedores de libros debían sumergirse en grandes cantidades de datos y papeles para llevar las cuentas claras. Esa época no es tan lejana, duró hasta casi terminado el siglo XX, e incluso en muchos países, aún puede que exista algún reducto de papeleo.
Con el desarrollo de nuevos métodos productivos, del transporte de todo tipo y el uso de nuevas tecnologías entre otros factores, el nivel  de las economías fue en aumento. A la par se introdujo el concepto del producto interno bruto (PIB) que permitía medir los montos de las producciones de bienes y servicios, así como el surgimiento del negocio de los créditos bancarios. Estos dos factores  reactivaron muchas economías al poder medir y comprobar el crecimiento o no, en diferentes etapas con el conocimiento del PIB, y con los préstamos lograr contar con finanzas para ejecutar proyectos que generaban ganancias y bajaban costos. Eso podía suceder a nivel personal, de compañías y de país. Los créditos eran, el nuevo negocio de los bancos que al otorgarlos imponían sus intereses. Con anterioridad el que no tenía capital no podía iniciar ningún negocio, aunque tuviera la mejor idea, eso les sucedió a muchos inventores. En la actualidad muchos países con economías presumiblemente elevadas tienen una gran deuda. Lo mismo ocurre con personas que poseen varios bienes, pero están endeudados y si no pagan sus cuotas cada mes pueden quedar sin nada, rememorando la famosa novela Rosas a Créditos. En el mundo del adelanto de dinero la reputación de buena paga tiene un gran valor, tanto a nivel personal como de país.
Los economistas se convirtieron en una fuerza de trabajo de importancia al ser los encargados de procesar millones de datos. Este panorama de papeleos y cuentas cambió con la introducción de la informática que le dio un vuelco al control económico en todos los sentidos. Después de que se introdujeron en los sistemas las cifras de gastos, de ventas, intereses, ganancias y demás factores, se hizo fácil construir los estados de cuentas usando programas y un clic. Hoy es cotidiano conocer los datos económicos de todos los países e incluso de fechas algo remotas y también han sacado a la luz desfalcos causados por las personas que han estado a cargo de infinidades de comercios y gestiones, implicando hasta a grandes personalidades. Lo malo es que se ha convertido en una moda.
Las regiones que proporcionan que sus habitantes sean más felices son las que han logrado altas gestiones económicas como resultado de buenas prácticas y buen manejo de los recursos. Vivimos en la época de que todos deseamos un buen salario, una buena pensión, salud, educación y recreación. Además, podemos estar al tanto de los indicadores económicos de nuestra región y hasta del mundo. Lo malo en el panorama actual es que las novedosas tecnologías que se han convertido últimamente en el motor del desarrollo económico de los países también son las nuevas causas de peligrosas guerras como los fueron tiempo atrás los territorios, los mercados y se decía que el agua.

 

 

Hits: 24