Fin de Año

Cada vez que llegan los últimos días de diciembre todos nos preparamos como si el día 31 se tirara un telón y resurgiéramos detrás. En la realidad no es más que un día tras de otro. Por lo general continuamos con los mismos problemas, el mismo trabajo o la misma felicidad y bienestar.
Somos así. La mayoría nos proponemos metas y decimos que cambiaremos cuando el reloj suene las doces campanadas en la noche del último día de diciembre. Resultado, en la primera década de enero nos olvidamos de lo prometido y seguimos con la rutina. Las cosas buenas, ocurren en cualquier momento y son resultado de mucho esfuerzo.
Sin embargo son tan lindos todos esos días. Parecen como especiales y en realidad lo son, porque propician que reflexionemos sobre la familia, la unión, el amor y la diversión. Prácticamente en todos los lugares del mundo estos días son festivos. Las luces de colores inundan las noches y todos los establecimientos, así como los arbolitos de navidad  y es emocionante observar el cielo teñido de colores a las 12 de la noche del día final del año, con las danzas de fuegos artificiales. Y todas las personas del mundo como en las caídas de los naipes en fila, van gritando Feliz Año Nuevo a medida que avanza el uso horario.
Los estados o empresas también se proponen metas y cambios que son un poco más palpables. Al comenzar el periodo con nuevos presupuestos y planes de producción que pueden retornar como mejoras a los individuos. En hora buena
Qué decir cuando es el final de un siglo, surgen profecías, algunas de ellas catastróficas o fabulosas. Gracias que se cumplen sólo los proyectos bien organizados.
Disfrutemos de estos maravillosos días, compartamos con familiares y amigos, no se quede solo en casa. Brindemos por esta maravillosa vida. FELIZ 2019

Hits: 52