Edmonton

Edmonton es una preciosa ciudad, bañada por un rio como las antiguas metrópolis, es la capital de la provincia de Alberta, en Canadá. Tengo un gran gusto en conocer estas regiones del mundo por su diferencia a lo nuestro, clima seco, terreno plano, gran tráfico, carreteras hermosas y bien señaladas, y choferes amables que esperan que crucemos para continuar. Existen tanta variedad de bellos automóviles que me ha permitido entrenarme en el conocimiento de las diferentes marcas de donde provienen. Es una región con un crecimiento habitacional que me da la impresión que cada persona va a vivir en una casa, no hay ni un millón de habitantes. Te acuesta y al despertar, ya están abriendo varios huecos para comenzar la cimentación y en menos de un mes ya tienen figura de viviendas.
Y qué decir de sus grandes almacenes y cafeterías, todos tienen un sistema de mejoras constante y mientras más busco no encuentro un defecto. Mercancías accesibles a todos, perfectamente identificadas y organizadas por tipos. Al entrar encuentras los grandes carteles que te indican la ubicación de los diferentes  tipos de productos y los baños parecen de hoteles. Muchos puestos de cajeras ágiles y amables, e incluso, ahora tienen robot cobrando. Las cosas que enumero pueden parecer banales y redundante en sociedades de este tipo, pero esas especialidades requieren de grandes organizaciones y adquirimos nuestros productos en la punta del iceberg.
Para quienes nacimos pegados al mar enterarnos que estamos a más de medio kilómetro del nivel del mar, es una enorme elevación y más exacto a 668 metros. Mirar al cielo y no observar ni una nube, evento que sucede con bastante frecuencia es un buen ambiente para relajarse acompañado del silencio de los vecinos. Ellos parecen estar de vacaciones, pero están en sus casas. El respeto por el prójimo va de la mano de todos y no quiere decir que sean apáticos, los que nos rodean desbordan amabilidad.

 

Hits: 81