Nada es Perfecto

No todo lo que se ha hecho hasta la fecha para mejorar la vida, ha dado los resultados que se esperaban, por lo que han surgido nuevos retos que obligan a pensar diferente para mantener los niveles de vida y usar las tecnologías sin problemas.
Hubo una época en que el papel y el cartón eran los reyes del mundo. Había tiradas de miles de millones de diarios, libros, revistas, cartas, documentos de todos tipos, cajas y envases variados. Sus reinados finalizaron con el invento de los envases de plásticos que daban mejor hermeticidad con más tiempo de duración en el empaque y cuando se consolidó la informática con sus computadoras, teléfonos y el internet, o más general la era digital. La fabricación del papel y el cartón provocó un gran desgaste en los bosques y al llegar los plásticos todos lo vimos con buenos ojos, amen que permitió el desarrollo de una inmensa gama de productos en conservas. Las mujeres estábamos contentas. Entonces surgió una gran cantidad de desperdicios en forma de botellas, jabas y otros recipientes que el reciclaje no eliminó y ahora es un gran problema para la humanidad. Los océanos están lleno de materiales que no son biodegradables y están haciendo daño a la fauna marina.
Por otra parte, las expectativas de vida han ido en aumento y ya suman muchos millones de personas con más de 60 años, todos estamos contentos por llegar a viejo, menos el día del cobro de la pensión. Esta población adulta tiene otros problemas, por ley de la vida con los años se van perdiendo facultades motoras y de visibilidad, por lo que debemos retomar con fuerza la eliminación de las famosas barreras arquitectónicas, ya que existe en la actualidad, un mayor número de usuarios. Otra dificultad está en las viviendas, el sueño de tener una casita con jardín a ras del piso, pasó a la historia. Las edificaciones para vivir de varios pisos pululan por doquier, verdad que ahorran terrenos y recursos. Las mayorías de esas construcciones no cuentan con elevadores y como consecuencia de esta concepción, muchos de los viejos moradores han quedado como pájaros en jaulas de oro. El mundo se llenó de construcciones elevadas con varios fines, algunas quieren tocar el cielo. Mientras exista energía suficiente para mover los sofisticados ascensores no habrá problemas.
La invasión de teléfono y dispositivos electrónicos incluyendo los televisores pantalla plana que tantos nos agrada y nos permite realizar tareas antes inimaginables, ahora se plantea que no se deben usar por mucho tiempo porque pueden dañar la salud. Algunos señalan que pueden causar autismos en niños y accidentes de tránsito por distracción. Hasta el sofisticado y veloz transporte aéreo que en tiempos ínfimos nos trasladan a distancias que antes consumían semanas o meses, ya tiene detractores por la contaminación que causan.
Nada que cuando se introduzcan nuevos productos o sistemas, se está haciendo una obligación, que si queremos que sean exitosos de por vida, se deben valorar todas las aristas para que los detractores sean los mínimos, porque Nada es Perfecto.

Hits: 68